¿Cómo suena el agradecimiento?

Es fácil reconocer a una persona quejumbrosa, su sonido es escandaloso, desagradable y muy peculiar; además, es común que ahuyente a las personas alrededor, o peor aún, que las contagie de su negatividad. Una de las series favoritas de mi hija pequeña, sobre el agradecimiento es «La bendición de las espinas», la hemos escuchado decenas de veces desde que era pequeñita, casi se la aprende de memoria y nos ha dado siempre muchos temas para hablar. 

Un día, pensamos en lo mal que se escucha la queja y lo fácil que es quejarse y nos preguntamos: «si el agradecimiento tiene un sonido ¿cómo se escucha?». Luego, haciendo un viaje por la Palabra pude meditar y comentar con ella un poco más sobre cómo suena el agradecimiento

Descarga tarjetas de agradecimiento aquí

Suena a ...

  • ... gozo, a oración, a vivir en Su voluntad. «Estad siempre gozosos; orad sin cesar; dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús» 1 Tesalonicenses 5:16-18.
  • .... confianza, a paz. «Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús» Filipenses 4:6-7.
  • … victoria. «Pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo» 1 Corintios 15:57.
  • … continuamente «Y han de estar presentes cada mañana para dar gracias y para alabar al Señor, y asimismo por la noche» 1 Crónicas 23:30.
  • … alabanzas y cantos. «Ahora pues, Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu glorioso nombre» 1 Crónicas 29:13. «Daré gracias al Señor conforme a su justicia, y cantaré alabanzas al nombre del Señor, el Altísimo» Salmos 7:17. «Designó a algunos que cantaran al Señor y a algunos que le alabaran en vestiduras santas, conforme salían delante del ejército y que dijeran: Dad gracias al Señor, porque para siempre es su misericordia» 2 Crónicas 20:21.
  • ... fuerza, a regocijo. «El Señor es mi fuerza y mi escudo; en Él confía mi corazón, y soy socorrido; por tanto, mi corazón se regocija, y le daré gracias con mi cántico» Salmos 28:7.
  • … unidad. En la gran congregación te daré gracias; entre mucha gente te alabaré» Salmos 35:18
  • … tener humildad y derramarse ante Dios. «Me acuerdo de estas cosas y derramo mi alma dentro de mí; de cómo iba yo con la multitud y la guiaba hasta la casa de Dios, con voz de alegría y de acción de gracias, con la muchedumbre en fiesta» Salmos 42:4.
  • … sacrificio, honra y orden. «El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios» Salmos 50:23.
  • … invocarle a Él. «Dad gracias al Señor, invocad su nombre; dad a conocer sus obras entre los pueblos» 1 Crónicas 16:8.
  • dar a conocer a otros de Él. «Proclamando con voz de acción de gracias y contando todas tus maravillas»Salmos 26:7.
  • ... Su libertad. «Saca mi alma de la prisión, para que yo dé gracias a tu nombre; los justos me rodearán, porque tú me colmarás de bendiciones» Salmos 142:7.
  • … Su misericordia y bondad. «Dad gracias al Señor, porque Él es bueno; porque para siempre es su misericordia» 1 Crónicas 16:34. «¡Aleluya! Dad gracias al Señor, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia» Salmos 106:1. «Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas para con los hijos de los hombres» Salmos 107:21.
  • sacrificios. «Ofrezcan también sacrificios de acción de gracias y pregonen sus obras con cantos de júbilo» Salmos 107:22.
  • … Sus maravillas. «Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas para con los hijos de los hombres» Salmos 107:31.
  • Su respuesta. «Te daré gracias porque me has respondido, y has sido mi salvación» Salmos 118:21.
  • rectitud. «Con rectitud de corazón te daré gracias, al aprender tus justos juicios» Salmos 119:7. «Ciertamente los justos darán gracias a tu nombre, y los rectos morarán en tu presencia» Salmos 140:13.
  • pasar un legado piadoso de agradecimiento a los demás. «Y nosotros, pueblo tuyo y ovejas de tu prado, te daremos gracias para siempre; a todas las generaciones hablaremos de tu alabanza» Salmos 79:13.
  • vida. «Porque no hay en la muerte memoria de ti; en el Seol, ¿quién te dará gracias?» Salmos 6:5.

Si estás leyendo esto, significa que respiras, estás viva, ¡tienes oportunidad!, no solamente puedes escuchar y disfrutar el agradecimiento de otros, sino también expresarlo. ¡Demos gracias a Dios en todo y también a los demás! Te invito a tener a la mano estos versículos, imprimirlos e incluso memorizarlos. Te invito a cuidar el sonido de tu vida.

El agradecimiento suena bien, suena a Él.

Que nuestras vidas sean un amplificador de sonido de la grandeza y bondad de Jesucristo.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna